¿Cómo hacer Churros sin Churrera?

¿Se Pueden hacer churros sin churrera?

Los churros son uno de los platos dulces más deliciosos popularizado en Cataluña en el siglo XIX.

Churros sin churrera

Este plato suele consistir de masa de harina frita. Los churros en su forma clásica se sirven con azúcar espolvoreada por encima.

Los churros han ido cambiando a través del tiempo.

Actualmente, se consiguen churros con distintas formas (alzos, alargados, aros, entre otros) y tamaños. La presentación del plato también ha sido modificada, algunas veces se coloca chocolate derretido o arequipe por encima a los churros o se rellenan, si tienen el grosor correcto.

El mayor de los churros, es que se suele necesitar una churrera para prepararlo. No siempre se cuenta con estos implementos o maquinarias, por lo que se conocen algunas formas alternas que no requieren churreras.

Preparando churros sin churrera

Lo más difícil de los churros es la masa. Si la masa queda muy suave, se dañará al momento de colocarlo en el aceite y si queda muy seco, lo más seguro es que se quiebre y se fragmente al cocinarlo. Una vez esté la masa en su punto correcto, procedemos a resolver problema de la churrera.

Utilizando una manga pastelera o una pistola de repostería

Lo primero, si tenemos una manga pastelera, es colocar la masa dentro de la manga. Lo ideal para hacer los churros con la manga pastelera es colocar la boquilla que tiene forma de estrella. Esta es la forma clásica que suelen tener los churros.

En el caso de que sea una manga convencional, podemos hacer una tira larga (tan larga como la superficie que tengamos) y luego empezar a cortarlos para darles forma o lanzarlos directo a la freidora. Repetimos este proceso hasta habernos acabado la masa.

Sin implementos adicionales

Si no contamos con más nada que los ingredientes de los churros, no te preocupes, todavía podemos realizar los churros sin mayor problema. La única diferencia que tendrán, es que no tendrán los bordes puntiagudos que suelen verse clásicamente.

Debemos colocar la masa de manera alargada y estirarla bien. La idea es crear una forma cilíndrica de la masa, aproximadamente del grosor que queramos nuestros churros. Para ello podemos utilizar un rodillo una botella de vidrio.

Finalmente, cortamos los churros del tamaño que los queremos para clocarlos en la freidora. Si queremos churros en forma de lazos o aros, luego de cortarlos, les debemos dar la forma y posteriormente colocaros en el aceite.